28 de junio de 2016

DE BODA



Hace unos días, estuve en la boda de una amiga muy querida.
Me encantan las bodas de amigos, y más, cuando son de otra ciudad y no puedes verlos todo lo que te gustaría... Es la excusa perfecta para reunirnos y disfrutar todos juntos.

Lo pasamos fenomenal! Fue tan divertida como emocionante.

Tuve la suerte de realizar los complementos para la novia, pero de eso os hablaré en otro post.

Hoy os voy a contar cómo fue mi look para esta gran ocasión y, algo me dice que os va a sorprender, no por llevar el collar más llamativo de la fiesta, sino por todo lo contrario; por llevar unas cuantas pinceladas de LAMARRIED, que se salen bastante de lo que veis habitualmente, pero que me parecen lo suficientemente especiales, o curiosas, como para hablaros de ellas.

Estuve dudando entre tres vestidos y al final me decanté por uno negro corto, muy sencillo en apariencia, pero con un juego de cruces, drapeados y tejidos, que lo hacen muy elegante.
A pesar de llevar bastante escote, decidí no ponerme collar, para no restar protagonismo al estupendo patrón del vestido. Me apetecía más un escote limpio y centrarme en los otros accesorios.



Tanta sencillez requería unos pendientes llamativos.





Utilicé éstos de cuentas de cristal de roca, que me había montado hace tiempo y que me iban a combinar a la perfección con el resto de complementos.














El día que me probé el vestido, supe que tendría que combinarlo con accesorios discretos y elegantes, pero al mismo tiempo me pedía algo de color. No olvidemos que era una boda de verano y que se llevan los colores muy potentes. Me gusta eso de "menos es más", pero algún contraste de color siempre anima y puede dar un toque más moderno.

Viendo que no tendría tiempo de realizarme un nuevo bolso para la ocasión (en casa del herrero, cuchillo de palo...), recurrí a una preciosa cartera que me hice para otra boda, cuyo tejido es una seda brocada maravillosa.
Su estampado floral en crudo y rojo vivo, le daba ese toque de color que buscaba, y al mismo tiempo sumaba elegancia al vestido.

Otra de las pinceladas LAMARRIED que aporté al look, fueron las sandalias.
Aunque no soy muy amiga de las piezas muy conjuntadas, tenía unas sandalias de seda negra, muy básicas, que quería personalizar de alguna forma, y después de varias pruebas con distintos materiales, tuve la brillante idea de utilizar la misma tela del bolso.
Casi no me quedaba ningún retal, y los que había eran muy pequeñitos, pero fue suficiente para meter en la sandalia una tira que no existía, aprovechando el estampado en rojo de la tela. El resultado, mucho más retro y moderno a la vez, no me puede gustar más!
























En la muñeca llevé una pulsera ancha, también a juego con los pendientes, y también montada por mí.














Y para terminar, las "joyas" de mi look.
Joyas, que no lo son por su valor económico, pero sí por su infinito valor sentimental.

El primer reloj de mi madre, una miniatura de cuando era muy jovencita, al que he cambiado la correa porque ya estaba bastante deteriorada.

Un anillo, probablemente de hojalata, con una foto de mi queridísimo abuelo.

Y por último, un precioso broche con forma de mariposa, que coloqué en la cartera, y que era de mi adorada tía Angelines... Mi tía del alma...


















Estos detalles u ocurrencias son muy yo.

Seguramente cualquier otra diseñadora de collares no hubiese dudado en ponerse el más llamativo de la colección en un escote así. Y hubiese quedado bien, no lo niego! De hecho, algunas amigas me dijeron extrañadas que me faltaba un collar (ja,ja,ja). Pero para mí, mi look estaba completo. No necesitaba nada más, y esos toques de LAMARRIED, sumados a esos pequeños tesoros que me hacen sentir que mi gente siempre está conmigo, al final son los que definen mi personalidad, mi esencia y mi propio estilo.


Y cómo me gusta que después, mi amigo David, tan observador siempre, se fije en detalles como el diminuto reloj y nos dé un ataque de risa porque mi presbicia me impide ver la hora...


Sólo me queda agradecer a mi querida Marga esa improvisada sesión de fotos que, como todo contigo, no pudo ser más divertida!


Impresionante boda y maravillosos amigos....



2 comentarios:

  1. Guapa, verdaderamente, así eres tú. Que lo sigas siendo muchos años.

    ResponderEliminar