26 de enero de 2016

AZUL

Dentro de la serie de collares con retales de telas variadas, como el que vimos en el post anterior, tenemos distintos tipos. Si ayer veíamos uno largo, hoy os traigo un llamativo babero en diferentes tonos de azul, en el que damos tanta importancia a la combinación de telas (jugando con distintos estampados de rayas), como a todos los elementos decorativos.
Montamos las cuentas de cerámica y madera formando una especie de racimo, logrando que el collar adquiera volumen, para que quede muy llamativo y favorecedor.
Esta vez hemos ocultado los nudos que unen las cuentas a la tela, para dar un efecto más limpio al conjunto y que no pierda protagonismo la composición de las bolas y su juego de tamaños y tonalidades.

Pronto os enseñaré lo bien que sienta. No os imagináis lo mucho que favorece!



























4 comentarios:

  1. Viéndolos, me están entrando unas ganas de que llegue ya la primavera!!!

    ResponderEliminar
  2. Siiiiii,me apunto a esa primavera de rayas...oohhh,ya me estoy viendo con esta joya,una pamela,el sol...

    ResponderEliminar