27 de enero de 2014

COLGANTES DE BOLAS DE SEDA

Unas de las piezas de LAMARRIED que más éxito han tenido en los últimos tiempos, son todas las realizadas con bolas de madera forradas en seda. Por eso, desde que empecé con ellas, y viendo lo mucho que gustaban, las he ido realizando en diferentes versiones, llegando a convertirse en un clásico más de la casa.

El secreto del éxito es que son piezas muy fáciles de combinar, gracias a la equilibrada mezcla de materiales y colores, y tienen un tamaño medio, lo que permite que aquellas clientas a las que no les gustan las piezas muy exageradas, no tengan ningún reparo en ponérselas. Los collares "babero", por ejemplo, son más "arriesgados" y no todas se atreven con ellos! Pero éstos son "facilones". De hecho, cuando viene alguien un poco perdido a por un regalo, suelo recomendar este tipo de collares y siempre acertamos!

Estas piezas se componen de distintas cuentas de madera, forradas a mano con distintas sedas, y de otras pequeñas cuentas, también de madera, y sin forrar, que se dejan en sus tonos naturales para dar el toque informal al collar. Con esta mezcla, conseguimos que estos collares nos sirvan para cualquier hora del día, desde para ir a trabajar, hasta para salir por la noche. 
La seda siempre nos viste, nos da el toque arreglado, pero la madera resta seriedad.

Si hasta ahora habíamos visto collares largos o bastante elaborados, con numerosas cuentas forradas, hoy os muestro la versión "colgante", con estas sencillas piezas que, como máximo llevan cinco cuentas de seda (muchas llevan sólo tres) y cuyo montaje está pensado para que queden bastante pegados al cuello, lo que nos va a aportar luz a la cara y un poco de alegría a nuestro look, pero de forma discreta.
Quedan bien tanto en un escote como en un cuello cerrado y al ser todo madera, no pesan nada!

Os dejo con unos cuantos modelos y os recuerdo que se pueden realizar en muchos colores.
































No hay comentarios:

Publicar un comentario