28 de noviembre de 2013

PLUMAS CON BROCHE

Entre hoy y mañana, voy a dedicar dos entradas a los broches y a las plumas.

Vamos a ver un montón de broches en los que las protagonistas son las plumas, pero quiero dividir este tema en dos partes, para que entendáis mejor la diferencia entre unos y otros.

He titulado este post "Plumas con broche", ya que estos diseños se han montado partiendo de una base realizada sólo con plumas, a la que al final se ha añadido un imperdible, transformándose en llamativos broches.
Esa es la diferencia fundamental con los broches que veremos mañana. En el caso de hoy, la elaboración de estas piezas comienza por las plumas y son la parte fundamental del diseño, mientras que en los otros, las plumas serán el toque final.

Las plumas se han colocado formando una especie de círculo que, por supuesto, queda totalmente irregular, ya que ninguna pluma es igual a otra. Como ya supondréis los que me seguís desde hace tiempo, este acabado asimétrico, como de desorden muy estudiado, me encanta para mis diseños. 

Sobre la base de plumas hemos colocado otras pequeñas bases en las que van cosidos a mano todo tipo de adornos.
Estas pequeñas bases suelen ser de piel o de seda. Y los adornos, una vez más, son la mezcla de muchos materiales, como cerámica, madera, cristal, metal, piedras semipreciosas..., y todo lo que pillo!

Siempre busco la armonía entre las plumas y los adornos. 
En este tipo de broches, a diferencia de los que veremos mañana, no suelo crear grandes contrastes de color, para que las plumas no pierdan protagonismo. 

Como vais a ver, son piezas muy llamativas, ya que aparte del tamaño, los colores y el brillo de las plumas enriquecen muchísimo el acabado.
Y como ya os he dicho varias veces, las plumas están de moda esta temporada!!





























No olvidéis que mañana habrá más broches y más plumas, pero veremos un montaje diferente y mucho más juego de formas y colores!


No hay comentarios:

Publicar un comentario