26 de noviembre de 2013

DETALLE CHIC PARA EL CUELLO

Al complemento que os voy a enseñar hoy no sé cómo denominarlo. No es exactamente un pañuelo, ni un fular, ni un cuello... Lo que está claro es que es un detalle de lo más chic para cubrir un poco nuestras gargantas en estos heladores días de otoño.
Se trata de una especie de pañoletas alargadas, que hacen un efecto parecido a los clásicos pañuelos enrollados, pero al ser simplemente tiras de tela, el efecto es más ligero y moderno.
Como vais a ver, es algo absolutamente sencillo, tanto en el diseño como en la realización, pero si lo combináis con un poco de gracia con la ropa, veréis el gran protagonismo que puede llegar a adquirir en vuestro look.

Así como en otros complementos o en las piezas de bisutería me gusta meter mucho adorno, en el caso de estas pañoletas no he querido añadir prácticamente nada. Como mucho, he rematado los extremos con unas bolas forradas de tela (bien en el mismo color o bien creando algún contraste), porque quería que fueran diseños muy básicos, muy funcionales, muy sencillos de colocar y manejar, y que además puedan lavarse sin problema.
He utilizado telas muy pensadas para que resulten agradables al tacto, fáciles de combinar y muy atractivas visualmente, con colores o estampados de lo más apetecibles.

Aquí tenéis cinco modelos para que os hagáis una idea del toque tan original que estos sencillos retales de tela dan a nuestro look.

















































No hay comentarios:

Publicar un comentario