29 de octubre de 2013

LUNAS DE OTOÑO

Hace unos días, volviendo a casa después de pasar la tarde con mis adorados sobrinos, había una luna tan sobrecogedora ante mí, que decidí inmortalizarla en forma de collar.
No era llena ni mucho menos. Era una "C" perfecta. La C más grande que he visto en mi vida. Y lucía elegante y majestuosa en una noche cerrada, en lo alto de las montañas...
Era como el broche perfecto a un día emocionante. Y es que, los ratos que paso con mis sobrinos, son un cúmulo de emociones, todas ellas tan positivas, que hacen del día más nublado un cielo azul turquesa.
Volvía en el coche, recordando las risas con ellos, sus ocurrencias que me sacan mil carcajadas, y ahí estaba ella, la luna. La luna de cuento acompañándome durante todo el trayecto. La media luna a la que muchos hemos dibujado una carita sonriente alguna vez.
Siempre me ha apasionado la luna... Con ella me pasa como con el mar, que podría estar horas mirándola.

En LAMARRIED siempre nos han gustado mucho los collares "babero", incluso cuando muy poca gente los hacía y casi nadie se los ponía.
Una base lisa y plana, te permite jugar con muchos tipos de materiales y desarrollar mucho más la creatividad.

Para realizar la colección de las lunas, decidí hacerlo en forma de collar "babero", pero con las bases más finas que en otros modelos. Quería dar mucho protagonismo a la forma, dejándola limpia, con curvas muy marcadas y con adornos especiales pero sencillos a la vez.
El resultado es exactamente el que yo quería.

Las bases, en este caso, las lunas, se han realizado en sedas lisas, tipo tafetán o raso mate, y para abrochar el collar al cuello, hemos utilizado cintas de cuero o cadenas.
Para los adornos de las bases, he cogido algunos "tesoros del mar" o he realizado algunas piezas de cerámica, muy pensadas para dar sólo un toque LAMARRIED, sin que "la luna" pierda el protagonismo.

Como vais a ver a continuación, son collares que, a pesar de la simplicidad en la forma, son especiales y favorecedores. Probablemente porque llevan mucho sentimiento implícito...


Esta es mi particular interpretación de aquella impresionante luna de otoño:






































No hay comentarios:

Publicar un comentario