1 de agosto de 2013

COLGANTES DE PIEL

Comenzábamos la semana utilizando la piel para unas gargantillas, y vamos a continuar con este material.

Hoy lo aplicamos a unos colgantes muy sencillos e informales, que nos van a servir para todo el año, ya que quedan igual de bien con camisetas de tirantes y escotadas, que con un jersey de cuello alto.

Se trata de pequeñas bases planas, de cuero o de ante, decoradas con cuatro o cinco adornos de distintos materiales, como botones de nácar, bolitas de cerámica, piezas de madera, arandelas de metal, etc.

Como vais a ver en las fotos, he utilizado colores muy neutros y básicos, porque me gusta que estas piezas se puedan combinar con casi todos los colores de ropa.

También he metido objetos decorativos y juegos de materiales en el resto del colgante, mezclando la cinta de piel con anillas metálicas, incluso con cadenas.

Os dejo con unos cuantos modelos:
















































No hay comentarios:

Publicar un comentario