20 de mayo de 2013

DE LA TIERRA Y DEL MAR

Esta semana estará especialmente dedicada a los pendientes de LAMARRIED.

Veremos distintos materiales, diferentes forma de montaje, y descubriremos lo mucho que favorecen todos ellos, porque siempre procuro buscar, o realizar, piezas especiales que aporten luz y color a nuestro rostro y a nuestra ropa.




Hoy os enseño dos modelos de pendientes, que explican por sí solos a qué me refería hace unos días, cuando os decía que no se deben menospreciar los tesoros que nos regala la naturaleza.


El primero que vamos a ver es de cuarzo, material que ya os mostré la semana pasada, en un llamativo collar.



Realmente, ni el montaje ni el diseño tienen demasiado misterio, pero el verde agua de las piedras, en todas sus tonalidades, es tan favorecedor, que no pide mucho más.

Los he combinado con un collar de la misma colección y, como os decía al principio, veis que aportan mucha luminosidad a la cara.
Estas piedras, hacen un gran juego de colores que, dependiendo de la luz, nos da una amplia gama de verdes, incluso aproximándose a los turquesas y esmeralda.







La segunda pieza de hoy, son estos pendientes realizados con conchas marinas, o mejor dicho, con pequeños fragmentos de ellas, que voy recogiendo en mis playas favoritas.






Ya queda muy poco para ese especial que estoy preparando, sobre la importancia que tienen el mar y sus "pequeños" tesoros, para LAMARRIED y para mí.
Esto es sólo una pequeñísima muestra de las posibilidades que nos dan estas piezas, erosionadas por el tiempo y por el mar, y a las que pretendo dar perpetuidad a través de mis diseños...



No hay comentarios:

Publicar un comentario