2 de abril de 2013

BLANCO Y NEGRO

BLANCO Y NEGRO. Aparece en casi todos los desfiles y revistas de moda como tendencia estrella para esta primavera, aunque no deja de ser un clásico.











Se llevan mucho los collares así, grandes, muy pegados al cuello y con la camisa muy cerrada. 
Me gustan mucho los collares totalmente negros. En este caso, es una combinación de círculos de seda, con piezas de cerámica. 









Si prefieres lucir un buen escote, en LAMARRIED hay mil opciones para decorarlo, tanto en formas, como en materiales.
Estos colgantes son de cuero, con adornos de todo tipo. Mezclo cerámica, con metal, botones, piedras semipreciosas, lentejuelas, etc. No hay dos iguales, porque muchas de las piezas que uso para decorarlos, son recicladas y muchas de ellas son únicas.










Si la ropa es muy estampada, como veíamos ayer con las rayas, yo le pondría algo muy ligero.
He cogido un collar muy largo de cerámica y he dado varias vueltas, pegándolo mucho al cuello, a modo de gargantilla.








Otra opción para prendas muy estampadas, es dejar el cuello limpio y olvidarte de los collares, y ponerte alguna pulsera grande y llamativa.
Aunque me gustan mucho las pulseras rígidas y grandes, para este blusón concreto, que es muy voluminoso, he preferido coger esta pulsera bastante ancha, de cuero y cerámica, que queda muy pegadita a la muñeca.







También me gusta mucho la opción de ponerte simplemente unos pendientes largos, o grandes, sin más.






Y otra idea que me atrae es dejar el escote limpio, y poner un broche grande en un tirante, como único accesorio.


Éste mezcla seda con cuero, y las plumas le dan un toque especial, que hacen que un conjunto absolutamente sencillo, se convierta en un buen look para las noches de verano.

No olvides unas buenas sandalias de tacón y una cartera grande de mano, y no te pierdas ni una fiesta!

















No hay comentarios:

Publicar un comentario